Fatima GalBos

Escritora, alquimista de narrativas y tejedora de alas

El caos de lo nuevo

El caos de lo nuevo

Tengo esta sensación recurrente de que siempre estoy al comienzo de algo. Inclusive cuando se trata de finales. Raramente se trata de procesos tranquilos. Siempre vienen a mi mente simulaciones animadas de lo que ocurre cuando nace una galaxia, o un sistema solar. El proceso implica caos y destrucción. Y así lo siento, con suficiente familiaridad pero con particularidades que demandan sorpresa.

Cuando pienso en los últimos años, no puedo evitar ver un ajetreo impresionante que me ha llevado a enfrentarme a cuanto miedo me acecha en la oscuridad. Lo bueno es que la oscuridad ha sido fiel amiga, y en su abrazo encuentro calma en medio de la transformación. El canto de lobos distantes en lo más indómito de mi corazón, es la música de fondo.

Me sorprende, también, ver los cambios a mi alrededor, en personas que conozco, en estructuras que parecían incuestionables, y en el mundo en general. Siempre he bailado un son gitano, pero la mente a veces quiere ahogar los tamborileos del corazón; al menos, así sucede cuando resuenan con agitado volumen en las cavernas del pensamiento. Es entonces que me olvido, y dejo de danzar. Pero la danza de la ilusión del tiempo es fractal; se extiende hacia el infinito, desde donde espera a volver.

Los tamborileos del teclado al escribir, o la tinta manchando el pulgar, suelen ser el antídoto para estos malestares, y, aunque no soy doctora, como escritora es mi deber recomendar a todos la escritura, en repetidas dosis, las veces por semana o por día que sean necesarias. Repetir, hasta siempre, porque la única razón para no bailar o no escribir es el descanso permanente, o quizá la huida a otra forma de existencia, y para eso habremos de esperar.

Fatima GalBos

Suscríbete al blog y newsletter:

    Lo que escuchaba mientras escribía esta entrada…

    Los comentarios están cerrados.